EL FUTURO Y EL APOCALIPSIS: Dmitry Glukhovsky.


La literatura actual peca de soberbia y de poco original. Adolece de aires nuevos, de talento. Los escritores actuales, encumbrados por sus seguidores de las redes sociales, creen estar a la altura de Akutagawa, Tolstoi o los hermanos Strugatsky, pero sólo escriben sobre el tema de moda ya sea una trilogía erótica, una novela de zombies o la aventura de un personaje universal. Tener un amigo o pariente editor vale más a la hora de publicar que el talento y el trabajo.
“Escritores” y “editores” que se permiten insultar a los lectores si las críticas que reciben no son buenas. Sí, a aquellos que deben comprar lo que escriben y publican. “Escritores” que ningunean a colegas más talentosos que ellos, y con menos contactos, por miedo a la competencia.
Entre toda esta fauna hay escritores con talento, con historias que contar. Dmitry Glukhovsky es uno de ellos.



Dmitry Alekseyevich  Glukhovsky nació el 12 de junio de 1979 en Moscú. Este escritor y periodista es licenciado en  Periodismo y Relaciones Exteriores en la universidad Hebrea de Jerusalem.  Su curriculum profesional como periodista abarca desde una expedición al Polo Norte, la retransmisión de la muerte de Slobodan Milošević o el seguimiento de las elecciones al parlamento ucraniano en Marzo de 2006. Ha trabajado para Euronews TV en Francia, RT, Deutsche Welle, en Mayak Radio Station… y escribe columnas para el Harper’s Bazaar, L’Officiel, Playboy, "Snob" y GQ. A parte del ruso habla  inglés, francés, alemán, hebreo y español. En 2007 ganó el Encouragemente Award of the European Science Fiction Society del prestigioso concurso EuroCon en Copenhague por Metro 2033.
Su obra se engloba principalmente en la ciencia ficción y la fantasía y se caracteriza por sus fabulosas ambientaciones, su estilo conciso y por el trasfondo político y social.


Su obra más conocida es la saga Metro, compuesta por Metro 2033, Metro 2034 y Metro 2035 (que aún no se ha publicado en español). Dicha saga ha derivado en videojuegos y una serie de novelas escritas por otros autores, ambientadas en el apocalíptico mundo que Glukhovsky creó.
La saga Metro comentó a gestarse cuando el autor tenía 16 años. Fue estando ya en la universidad cuando finalizó la primera versión de la historia.  Intentó publicarla pero su obra fue rehusada por todos los editores. Según palabras del autor,  «no es que lo rechazasen, es que lo ignoraban». Fue en 2002, cuando aún no existían las redes sociales, que decidió crear una web con el único objetivo de dar a conocer la novela en la que había invertido 5 años de su vida.  
Sería dos años después cuando se decidiera a  escribir más capítulos de la historia y a comenzar un proyecto interactivo ‘online’ donde los lectores no sólo podían leer sino también participar, opinar, crear e influir en el libro. Fue en aquel momento cuando los editores fueron a él, deseosos de publicar la edición en papel de una historia que ya tenía un público, y que estaba ansioso por tenerla en papel. Fue en 2005, tras mucha lucha y trabajo, cuando Metro 2033 se publicó al fin.
En un principio Glukhovsky no ideó la historia como una saga, fueron los mismos lectores los que pidieron una continuación tras el sorprendente final del libro. Si bien Metro 2034 no retoma la historia de Artyom sí cuenta con la aparición de Hunter. Ha habido que esperar a Metro 2035, también reclamado por los fieles lectores, que Artyom regresa a las páginas de la saga.
Fue el mismo Glukhovsky quien invitó a que otros autores participaran en la saga. La mayoría de ellos principiantes, brindándoles la oportunidad  de publicar y de ser leídos por una legión de fans del mundo apocalíptico de Metro 2033.


Glukhovsky engloba la saga en la Fantasía urbana y no en la ciencia ficción. Tal vez las consecuencias de la guerra nuclear, sus monstruos y mutantes no tengan base científica, pero es extremadamente inquietante y funciona a la perfección.

Pero su obra literaria va más allá del mundo Metro 2033. A parte de Historias de la Madre Patria, una serie de relatos satíricos breves que critican la actual situación política y religiosa de Rusia, cuenta con dos novelas más.


Crepúsculo: Sumerki; que narra la historia del traductor Dmitry Alekseyevich –casualmente el nombre y el patronímico del autor–, encargado de traducir al ruso unas crónicas escritas por los conquistadores españoles en el siglo XVI, en la Península de Yucatán. Mientras traduce el manuscrito, el diario de Luis Casas Del Lagarzo militar español que tiene la misión de, junto a fray Diego de Landa y a Gerónimo Núñez de Balboa encontrar y destruir la Crónica del Porvenir, texto que contenía importante información maya sobre el fin del mundo.  A partir de ese momento cosas extrañas empiezan a suceder en Moscú: los acontecimientos que narra el escrito comienzan a formar parte de la realidad, haciéndole ver que la narración de los conquistadores anuncia el fin del mundo.
Si bien, es muy distinta a Metro 2033, Sumerki es una historia trepidante, sin fisuras, en la que destaca la construcción de un personaje sólido y soberbio –en el buen sentido– , la mezcla de dos textos –la historia del traductor ­y el diario, así como la creación de otro apocalipsis.


FUTU.RE, la última obra que se ha publicado en nuestro país, nos traslada al S XXV, donde la humanidad ha alcanzado la inmortalidad gracias al “agua viva”, el agua vital que se reparte de forma gratuita entre la población unida. La muerte es cosa del pasado, lo que lleva al problema de la superpoblación y a la escasez de recursos. Nadie puede tener un hijo. Si desea hacerlo debe administrarse una inyección de vejez y dejar su lugar a su hijo. Pero no todos están de acuerdo: unos disidentes son capaces de lograr la descendencia sin renunciar a la inmortalidad. La Falange es la organización encargada de perseguirles. Yan, uno de los inmortales –nombre con el que se conoce a los miembros de La Falange y que cubren su rostro con máscaras blancas– recibe el encargo de asesinar al número dos de una formación política clandestina que lucha por el derecho a tener hijos libremente.  
FUTU.RE es la obra más madura hasta la fecha de Glukhovsky. Un grito de denuncia a las diferencias sociales. El paraíso puede convertirse en pesadilla cuando menos lo imaginamos. Glukhovsky no renuncia a la buena prosa por la historia ni viceversa.  Una historia deslumbrante con un final perfecto.




Siempre me ha fascinado la ciencia ficción rusa, mucho más que la escrita en otra latitud. Glukhovsky es uno de los mejores exponentes del género en la actualidad, ya no sólo en su patria sino a nivel mundial. Por todo ello, y por ser uno de mis escritores favoritos, espero con impaciencia la publicación de Metro 2035. Crucemos los dedos para no tener que esperar mucho. 

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Blogger news

31/08/2015. Nueva entrada en Dios os odia a todos. Diletantismo cultural.
10/08/2015. Nueva entrada en Dios os odia a todos. La invasión de los ultracuerpos.
30/07/2015. Nueva entrada en Dios os odia a todos. Los últimos días del verano.
05/07/2015. Nueva entrada en Dios os odia a todos. Por favor, mátame.
12/06/2015. Nueva entrada en Dios os odia a todos. Escoria laboral.
9/05/2015. Nueva entrada en Dios os odia a todos. La última batalla.
23/05/2015. Nueva Entrada en Dios os odia a todos. ¡A la mierda!
14/05/2015. Nueva Entrada en Dios os odia a todos. Alma errante.
24/04/2015. Nueva entrada en Dios os odia a todos.Caídos en combate.

About

Sobre libros, escritores y literatura.

Entradas populares